La meditación está fundamentada en prácticas filosóficas y contemplativas que describen un estado de atención concentrada sobre la propia consciencia y en donde dicha práctica está enfocada al mantenimiento de la salud física y mental, para alcanzar un bienestar existencial y sentirse parte de un todo que rodea al ser humano.

Los estudios científicos han demostrado los beneficios de la meditación, y por ello queremos ofrecerte en Agamede la posibilidad de proporcionar una mayor serenidad, una mejora de la concentración, de la memoria, del sistema inmunológico y como consecuencia de la Salud en general a través de la práctica de sesiones de meditación guiadas y dirigidas donde podrás aprender esta práctica milenaria.

A través de estudios científicos se ha podido comprobar que la meditación ofrece un estado natural de reposo diferente del sueño, más profundo y revitalizante que cualquier estado de vigilia. Este estado de alerta en descanso no sólo elimina el estrés, sino que también cura y transforma de manera integral a la persona. La meditación a partir del estado mental de consciencia en quietud, es como la raíz de una planta que al ser regada nutre a todo el árbol, un bálsamo curativo para los estados de ánimo que iluminan la existencia.

Nuestra mente es parecida a un océano agitado en el que se agitan las olas de su actividad incesante con emociones contradictorias, preocupaciones, estados perturbados y de confusión que dejan una sensación de insatisfacción. Sin embargo, cuando consigues calamar tu mente como cuando se calma la superficie del mar, entonces podemos observar claramente el fondo. En ella tu mente se aquieta a través de la concentración sobre la respiración, puedes abrir el campo de la atención conectado a una profunda serenidad y una lucidez en la que se despliega lo que se ha considerado desde los comienzos de esta práctica, la verdadera naturaleza del ser humano.

Así, la mirada interna, es el gran regalo que la meditación tiene reservado para cada uno de nosotros, generando calma mental y bienestar emocional.

Donde acaba la mente, comienza la meditación

Contacto